CRÍTICA: Taylor Swift se marca un esplendoroso vídeo con "The Man"

SIA

El nuevo vídeo de Taylor Swift para "The Man", más reciente apuesta de la cantante con miras a hacer de "Lover" otro de sus grandes éxitos discográficos, es tan bueno que parece haber sido pensado por Swift (quien además se encargó de escribir el guión de su trama y de dirigir su filmación) con el único fin de desquitarse ante su audiencia por el desastre que significó para su debut como actriz (no como personaje principal, ojo) su aparición en "Cats", una película que solo por el nombre engloba en un solo formato su gran pasión por los musicales, el teatro y, por supuesto, los gatos.

Si hay un adjetivo que define mejor a Taylor ese es sin duda el de "perfeccionista". Y, por lo menos, el que la audiencia mundial le haya dado la espalda por completo a "Cats", debió haberle dejado una lección (quizás en lo posterior se adentre más en la parte netamente técnica de sus posibles futuras incursiones en el cine antes de aceptarlas), además de, de momento, querer sacudirse a toda costa un poco del polvo caído demostrándonos que cuando se lo propone puede ganarse sus buenos aplausos al asumir tareas como el de una directora de un material videográfico que por pequeño que resulte le haga ganarse con el tiempo el respeto con el que vivió -por ejemplo- un Michael Jackson, "el hombre" más hombre de la música popular, quien además jugaba un papel importante en la creación de sus LEGENDARIOS vídeos musicales.

Una entrega inspiradora tratándose de una debutante quien se mete en el papel del personaje de "el hombre", dando vida a un libreto creado por ella misma el cual consigue resumir con éxito en a penas unas escenas - increíblemente con cero diálogos- el estereotipo general de hombre dominante, el cual puede incluso resultar vergonzoso de representar para algunos varones, hacen de este trabajo de Swift algo realmente destacable, y más porque fiel a su estilo en esta era ha optado nuevamente por hacer menos amargo su llamado a la meditación -lo hizo en contra de la villanización de la mujer fuerte en "ME!" y en "YNTCD" en contra del acoso cibernético- "endulzándonos" la dosis con algo de humor, que para variar no es en absoluto facilista y, mejor aún, no necesita de demasiado espacio "cinematográfico" para en su calidad de vídeo hacernos llegar un mensaje de manera directa y efectiva.

Lo mejor del vídeo: por supuesto, la escena del personaje representado por Taylor en el cruzero rodeado de varias bellas mujeres -qué gran toma aérea-, el recorrido por el pasadizo de manos -una alusión a lo bien visto que está el perfil de "el hombre", el cual, salvo en escenas de evidente sarcasmo, no parece criticar del todo sino que mediante su visión aboga por la misma conmiseración para con las mujeres- y, claro, el partido de tenis. Se trata, claeamente, del mejor clip de Swift de la era "Lover", y vaya que esta nos ha dado cuatro vídeos MONUMENTALES, eso sí, para gente con gustos marcadamente diferentes.

Lo peor del vídeo: nada en absoluto. Es un golpe directo a la creatividad.